domingo, mayo 08, 2011

CHATARREROS


Fotografía sin retoques ni variaciones
Cámara Digital: OLYMPUS X-820 8.0 megapixels

Siempre llevo esta pequeña cámara fotográfica, en mis días cotidianos, si se presenta la oportunidad  o lo que creo que tiene un valor para compartir, la utilizo.
Aquí, no me preguntéis como apreté el botón o en que disposición estaba colocada, pero fotografié este movimiento y salió lo que salió.
Pero la cuestión no es tanto la técnica, si no más bien el día a día de estas gentes que se ganan la vida más o menos honradamente, con la recogida de cachivaches y chatarrería de desecho, a lo largo y ancho de las calles de esta o cualquier ciudad.
Lo que sí puedo criticar o criminalizar, desde el punto de vista jurídico, son esos robos de cableado u otras herramientas industriales que afectan a personas y construcciones en vía de desarrollo, con la consiguiente pérdida y también a los que compran y negocian con esos materiales, que tanto afectan a a quienes  los sufren.
Hoy por hoy, los chatarreros y los que revuelven en los containers de basura o reciclado, son una especie en vías de crecimiento, se están acomodando por necesidad en la cotidianeidad de nuestros días. El porqué, está reflejado en el estado crítico de la sociedad actual y que en este país viene sucediendo. La falta de trabajo normalizado, los desahucios e incluso el valor impuesto a los objetos susceptibles de reciclado.
Pido para estas personas, que ven una solución en la recogida de chatarra o desperdicios como una manera de sobrevivir a las penurias capitales que asolan estos tiempos, un respeto por su labor. Labor que al fin y al cabo representa una parte de la  limpieza de las calles.

ES DE VITAL INTERES, VER I OIR LAS OPINIONES SOBRE:
“CRIMENES O DELITOS ECONOMICOS CONTRA LA HUMANIDAD”
- Carmen Saraúsa – Historiadora Económica
- Lourdes Benería - Economista
   Para ver el Video Clica aquí
- SINGULARS -  Canal  33  Catalá – Domingo 8 de Marzo 2011

11 comentarios:

Olga Cánovas Galindo dijo...

En este caso la cámara no ha hecho nada más que constatar el día a día de estas gentes y la dureza de su supervivencia. Espectacular imagen e inexplicable, pero muy acertada para el motivo de tu reflexión.
Besos!!!

Raquel dijo...

Sí, parece que es una profesión cada vez más extendida y que en muchas partes del mundo tiene las mismas características y surge por esas mismas razones que comentas. Y seguimos sin saber porqué, quien puede, no hace nada al respecto, ¿verdad?

Amylois dijo...

que wai como se abrán doblado?? paasan cosas muy raras.

Y bueno, sobre los robos...ya no es solo estos materiales que están en riesgo, sino cualquier cosa. Hoy los robos están a la orden del día.

María dijo...

También es conveniente conocer la vida de estas gentes, son personas normales con un oficio duro.

Un beso.

MariluzGH dijo...

Los duendes que habitan en tu cámara han creado una espectacular imagen, amigo Jesús.
Hay oficios cuyo día a día dignifica al resto del género humano

abrazos :)

Carmela dijo...

Si.La imagen es magistral como dice Mariluz.Y además retrata una realidad que es cotidiana.
Acertada reflexión nos planteas y enfocas el tema desde la raíz dignificando y respetando la labor de esa gente que sostiene un duro oficio para sobrevivir.
Me ha impactado porque aquí cada vez se habla menos de " ellos" ... como si fueran invisibles.Pero siguen estando.
Un abrazo.

Amig@mi@ dijo...

Qué imagen tan bien conseguida, Jesús, si es que el que es genio...
Y el post muy bien documentado. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Recogida sí, robo no.
Un abrazo

david dijo...

Lo que ha fotografiado tu cámara es la vergüenza en plena era tecnológica. Lo vergonzoso del ser humano.
Jesús (Nazaret), que de eso sabía un rato, lo expresó muy bien cuando dijo: "Todo estará en el amor hacia los que no habeis ayudado".
Nada más que añadir.

Saludos!!

clariana dijo...

Yo los veo como unas personas con mucha moral, con mucho ánimo, que de un ambiente hostil, negativo, que todo se lo pone difícil, intentan navegar por donde la corriente se lo permite y no atacan ni cargan contra nadie, pues no quieren hacer pagar esa desventura del momento en otros seres, no roban, no se vengan...
Son como esas espigadoras de los campos que reflejan los cuadros de Millet, de Dupré, de tantos pintores, que van sacando utilidad de lo que otros han dejado por inútil. Esta sensibilidad que tenéis y que contagiáis nos llega a todos. Saludos afectuosos a los dos y al Arnolito (a ver si ahora lo digo bien.)

Pedro Ojeda Escudero dijo...

A veces el azar nos depara estas sopresas tan agradables.

Gabriela dijo...

Y ver el medio vaso de lleno, de tantas cosas que las ciudades traen...
Saber que ellos andan por ahí, y tener criterio con nuestros desperdicios... yo por aqui pongo cartelitos, cuando mas útil es la cosa..